Alimentación Saludable; mucho más que un estilo de vida

Por: Nataly González Salamanca – Comunicación Digital Levapan.

Hoy todo el mundo habla de salud se ha vuelto una palabra muy usada, seguramente usted la ha escuchado o hace parte del grupo de personas que busca comer de manera saludable, debe empezar por saber qué significa.

Por definición comer saludablemente, es lograr un balance entre los distintos alimentos que se consumen para mantener el cuerpo sano, con los nutrientes esenciales, dándole energía para que cumpla con todas sus funciones de manera correcta. Los alimentos  que se consumen deben cumplir con mantener al cuerpo en 3 aspectos fundamentales:

1. Nutrido
2. Fuerte
3. Con energía

Lo ideal es comer 3 veces al día (Desayuno, Almuerzo y Cena), un cuerpo bien alimentado va a poder desarrollarse de manera correcta, va a estar protegido contra las  enfermedades, va a tener  un buen desempeño de su capacidad cognoscitiva lo que le permitirá trabajar y aprender mucho mejor, que quien no se esté alimentando de manera adecuada.

Comer de forma saludable, también  mejora la calidad de vida de quienes empiezan a incorporar hábitos saludables en su día a día,  y además ha demostrado científicamente que  previene el desarrollo de enfermedades como:

Obesidad, Diabetes, Enfermedades cardio y cerebrovasculares, Hipertensión Arterial, Osteoporosis, Algunos tipos de cáncer, Anemia, Infecciones, entre otras.

¡La salud ante todo!

Estar saludable deberías ser la condición natural de todas las personas, sin embargo, solo la palabra saludable para algunos, es sinónimo de  dieta o de alimentos aburridos, parece que todo lo divertido está en lo que contiene altas dosis de azúcar, sin importar los estragos que causa en el cuerpo, es importante empezar por entender que alimentarse saludablemente es tan solo una parte de una cadena de hábitos que conforman un estilo de vida saludable;

  • Salud Corporal y física
  • Salud Emocional y Espiritual
  • Buena alimentación
  • Ejercicio

Alimentación Saludable:

En términos generales cuando se logra  proveer al cuerpo de los nutrientes que necesita para mantener un buen funcionamiento que le permita conservar o restablecer la salud, minimizando el riesgo de enfermedades, se habla de una alimentación  de este estilo ¿Cómo se logra? el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche de origen vegetal, carnes, aves, pescado, aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas.

Los nutrientes que aportan los alimentos están clasificados en dos grupos Macronutrientes y Micronutrientes.

  • Macronutrientes: están conformado por las grasas, carbohidratos y proteínas.

Grasas: el 70% de las grasas que circulan en el cuerpo las produce el hígado, el otro 30% las debe aportar la alimentación, las grasas son una de las fuentes principales de energía para el organismo y al consumirlas de manera adecuada ayudan al correcto crecimiento y adecuado desarrollo, manteniendo una buena salud.Tenga en cuenta que no todas las grasas son saludables, por ejemplo las grasas Trans (AGT), ácidos grasos insaturados que se forman de manera industrial al convertir el aceite líquido en grasa sólida (proceso que se conoce como hidrogenación y que sirve para alargar la vida útil del producto y dar estabilidad al sabor), también reciben el nombre de aceites parcialmente hidrogenados y grasas trans-colesterol. Comúnmente se conoce como Colesterol malo o LDL.

El organismo no es capaz de sintetizar este tipo de grasas, por lo tanto causan efectos adversos en la salud entre ellos enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, problemas respiratorios, algunos tipos de cáncer  y obesidad.

¿En qué productos se puede encontrar? Mantecas, algunas margarinas, grasas vegetales, galletas, caramelos, dulces, alimentos fritos, productos horneados, alimentos procesados y, en forma natural, en pequeñas cantidades en la leche, productos lácteos y algunas carnes.

Pero también están las grasas buenas conocidas como Colesterol HDL o colesterol bueno el cual tiene un efecto protector contra enfermedades del corazón y evita el aumento del colesterol malo.

¿En qué productos se puede encontrar? Aguacate, coco, almendras, aceite de oliva, el salmón, la sardina las semillas.

Carbohidratos: considerados como combustible para realizar las actividades diarias y la principal fuente de energía del cuerpo. Se categorizan en dos; Simples y Compuestos.

Simples; se encuentran de forma natural en la caña de azúcar, remolacha y miel o son añadidos en forma de azúcares como en los productos industrializados de pastelería.

Complejos; se encuentran en la papa, la yuca, el ñame, arroz, plátanos entre otros.

Se debe encontrar el balance adecuado en su consumo porque el exceso puede ocasionar sobrepeso, diabetes, obesidad, etc. Mientras que consumirlos de forma escasa pude causar desnutrición.

Proteínas: Son las encargadas de gran parte del buen funcionamiento del organismo, son las responsables de la formación de tejidos, células y órganos,  son también las encargadas de construir músculo y una parte de las hormonas y de las células que transportan ciertas moléculas al cuerpo entre ellas la grasa.

Se encuentra en alimentos de origen animal como huevos, carne magra, pollo, pescado, pavo y de origen vegetal como las leguminosas como (Frijol, lenteja, garbanzo, alverja, etc).

  • Micronutrientes: están compuestos por las vitaminas y los minerales.

Hierro; este componente se encuentra en la hemoglobina (glóbulos rojos) y Mioglobina (presente en el músculo), encargadas de transportar el oxígeno. Dentro de los alimentos que contienen hierro están las carnes, hígado, leche, huevo y alimentos de origen vegetal, para que el hierro se absorba mucho mejor es importante combinar el consumo de los anteriores alimentos con otros ricos en Vitamina C, como la guayaba y cítricos.

Calcio: se encuentra en diferentes tejidos del cuerpo como las neuronas y la sangre, es importante para desarrollar y mantener dientes y huesos sanos. Se encuentra en la mayoría de productos lácteos como yogurt, leche, queso y al combinarlos con fuentes de vitamina D como, salmón, atún, aceite de hígado de res, tienen un mayor efecto.

Yodo: hace parte de las hormonas tiroideas que controlan el buen funcionamiento del metabolismo en el cuerpo, se encuentra en mariscos y pescados.

Zinc: Importante en el buen funcionamiento del sistema inmune, la cicatrización de heridas, los alimentos fuente de proteína también son muy buenas fuentes de zinc al igual que las leguminosas.

Vitamina A: mantiene el buen funcionamiento de los ojos, la piel, la visión, el sistema inmune, repara las vellosidades intestinales y pulmonares. Consumir vitamina A previene infecciones, se encuentra en frutas y verduras de color naranja, ahuyama, zanahoria, melón, tomate, carne, hígado y vísceras.

Vitaminas del Complejo B: participan en la digestión y absorción de los carbohidratos, de parte de este grupo hace parte el ácido fólico tan importante para el desarrollo del sistema nervioso en el feto. Fuentes las hortalizas de hojas verdes y oscuras, leguminosas y frutas.

Vitamina C: produce y mantiene el tejido que conecta al cuerpo (dientes, piel, tendones, huesos).

Cada grupo de alimentos es muy importante para el correcto desarrollo del cuerpo.

Saber las cantidades que diariamente se requiere de cada uno, es una labor que se debe hacer de la mano de un especialista, comer saludablemente es un camino a emprender, es una decisión de vida que afectará de manera positiva no solo a quien decida emprenderlo sino con toda seguridad a su entorno.

Hemos preparado  5 exquisitas y saludables recetas muy fáciles de preparar;

¿Cuál es su favorita?

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts