E-commerce para restaurantes: una guía de implementación

Por: Comunicación Digital Levapan.

Un estudio del MinTIC (Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), la CCCE (Cámara Colombiana de Comercio Electrónico) y RENATA (Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada), a través del Observatorio eCommerce sobre el consumo del Comercio Electrónico en Colombia, revela que en nuestro país cerca de doce millones de personas (11.676.295) realizan búsquedas de productos, referencias, comparaciones, entre otras actividades relacionadas con el comercio electrónico; y un número cada vez mayor, que el estudio estima en cerca de dos millones y medio de personas (2. 425.927), hacen transacciones de compra y pago en línea.

El camino que hay desde la decisión de implementar un e-commerce para un restaurante y su  puesta en marcha, presenta una serie de retos que deben considerarse desde el primer momento para que el proceso fluya adecuadamente, sea sostenible, efectivo y realmente solucione necesidades específicas y cumpla con los objetivos propuestos.

pedidos-online-restaurante

1. Establecer objetivos y necesidades puntuales a resolver a través del e-commerce para un restaurante.

¿Se busca aumentar ventas de todo el menú o una parte de él? ¿Atraer un nuevo grupo objetivo de clientes? ¿Usar un nuevo canal para un producto específico como por ejemplo cenas de aniversario o eventos empresariales? ¿Descongestionar mesas? ¿Crear una nueva línea o categoría de productos para domicilios?

Definir las motivaciones que impulsan la presencia digital y tener objetivos específicos en cuanto a transacciones para alcanzar las metas de negocio, es fundamental para escoger las herramientas y definir la estrategia e-commerce.

2. Propuesta de valor.

El modelo exitoso de e-commerce de un restaurante en particular no necesariamente funciona en otro.

Si bien es necesario conocer la competencia, los casos de éxito y las buenas prácticas del sector, es muy importante resaltar que cada negocio tiene sus propias características y condiciones a las que el e-commerce debe responder.

Entonces, un factor crucial para iniciar el proceso de implementación es definir esa propuesta de valor de la marca que debe acompañar su extensión a lo digital. Muchas decisiones técnicas, de contenido y estéticas serán tomadas a partir de esta definición.

3. Planeación del e-commerce de restaurante y su estrategia.

Con la información inicial que servirá de insumo, el equipo de marketing digital interno o externo, definirá una estrategia y planeará el uso de herramientas, funcionalidades y experiencia de usuario.

En este punto se evaluarán asuntos técnicos como el tipo de plataformas que se integrarán en el modelo e-commerce: una plataforma propia a la medida, una plataforma por suscripción, un tercero que ofrezca el servicio por comisión, entre otras alternativas.

Aquí surgirán preguntas como cantidad de productos a vender, grupo objetivo, horarios, políticas de envío o de consumo, restricciones, precios, recursos humanos y financieros disponibles.

Es muy importante entender que el e-commerce de un restaurante demanda además de las diferentes plataformas tecnológicas, recursos adicionales para servicio al cliente, generación de contenidos, administración y actualización de contenidos, campañas de pauta,  seguimiento de órdenes, entregas, comisiones de pasarelas de pago, entre otros.

En algunas ocasiones el canal digital de transacciones (e-commerce en otras palabras) tiene unos gastos menores que el establecimiento físico, en algunos casos ocurre lo contrario, la inversión necesaria y los gastos logísticos pueden ser superiores. Claramente, los resultados deben ser proporcionales para el retorno de inversión.

Conozca algunos consejos útiles que también aplican al modelo e-commerce de un restaurante haciendo clic en el siguiente enlace:
https://www.institucionalcolombia.com/tips-para-mantener-el-exito-de-su-restaurante/

4. Definición de logística y pagos.

El comercio electrónico en Colombia se consolida con cada vez más y mejores herramientas disponibles en el mercado. En cuanto a pasarelas de pago, hay muchas opciones para escoger. Hay que contemplar los gastos de comisiones y planes que cada pasarela de pagos tiene, el servicio al cliente y el tipo de integración con los activos digitales de la tienda en línea o de los pagos en línea que se harán.

También es necesario definir la logística de envíos si aplica, la logística de reservas o entregas, garantías y todos los términos y condiciones de prestación del servicio y manejo de datos.

5. Desarrollo de plataforma y creación de contenido.

Un programador o una compañía de programación se encargará de desarrollar la tienda virtual, hacer las integraciones con pasarelas, capacitar en el uso de las herramientas y cargar los contenidos iniciales para hacer pruebas.

Debido al crecimiento del comercio electrónico en Colombia, con seguridad encontrará una compañía o un profesional que le pueda apoyar en este proceso. Es importante tener presente la experiencia del proveedor, la garantía que ofrece y el tiempo de soporte que brindará posterior a esta implementación.

6. Activación, sostenimiento y evaluación constante.

La estrategia está lista, los contenidos creados, las plataformas, licencias, integraciones con pagos y pruebas están terminadas. Iniciar la gestión y destinar los recursos necesarios es el siguiente paso, informar a los clientes actuales, atraer nuevos e informar que ahora hay un nuevo canal para transacciones y/o pedidos.

Es muy importante mantener una excelente experiencia de usuario, si un cliente realiza y paga una reserva en línea, o hace un pedido a domicilio, debe considerarse que busca velocidad y que el servicio ofrecido virtualmente debe mantener la misma calidad y atención como si fuese presencial.

Al gestionar la estrategia es necesario medir los resultados y hacer un análisis constante de la respuesta de los usuarios, los datos son muy importantes para tomar decisiones acertadas.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts