Azúcares añadidos; ¡un problema que va en aumento!

Por Emely Acosta Caro – Comunicación Digital Levapan.

La obesidad o sobrepeso según la Organización Mundial de la Salud es ¨la acumulación excesiva de grasa que puede afectar la salud de las personas ̈. Desde el año 1997 al 2016 se ha triplicado en todo el mundo, afectando a más de 1900 millones de adultos con un aumento del 36% de sobrepeso. En cuanto a la población infantil, más de 41 millones de niños menores de 5 años sufren de obesidad equivalente al 18% de la población a nivel mundial.

En Latinoamérica los países con mayor obesidad en hombres son: Uruguay 25,8%, Argentina con 28,2%, Chile 25,1% y en mujeres son República Dominicana con un 35,4%, México con un 34% y Chile con un 32 %. Teniendo como causa este aumento gracias a los alimentos procesados y altos azúcares provocando adicción a su consumo tanto en niños y adultos.

El azúcar es uno de los principales factores del aumento de obesidad en el mundo, ya que se encuentran en diferentes alimentos como los cereales, bebidas, dulces, paquetes, entre otros. Comer alimentos elevados en azúcar hace que el organismo humano sea más propenso a desarrollar diabetes, hipertensión, cáncer y caries entre otras, tanto en adultos como en niños.

En Colombia en los últimos años ha venido en aumento la obesidad en los menores de 18 años, según los datos que arrojó la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSI) del 2015, el 25% de los niños y el 20% de las niñas en Colombia sufren de exceso de peso.

Esta situación ha disparado las alertas de las entidades gubernamentales del país, quienes hacen esfuerzos por recuperar la salud de la población y lograr disminuir estos preocupantes índices.

Los azúcares añadidos o adicionales, son los que no existen naturalmente en los alimentos sino que en el proceso de elaboración se le adicionan, con lo cual los productos quedan con muchas más más calorías y son menos nutritivos.

La Asociación Nacional de Confiteros realizó un estudio donde muestra que el 41% de los ciudadanos de Estados Unidos consumen un dulce por lo menos al día y el chocolate es uno de los preferidos. En Colombia reveló que el 76,6% consumen dulces o cereales, existiendo un mayor consumo en niños de 5 a 9 años.

¿Qué hacer?

El problema de obesidad en Colombia se viene trabajando desde el 2009 con la ley 1355, promoviendo diferentes actividades como:

  • Incremento de la actividad física tanto en colegios como en los hogares.
  • Moverse en la ciudad más en cicla que en transporte público o carro particular.
  • La transformación de nuevos parques que han mejorado con elementos para que las personas hagan deporte.

Así mismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sacó un estudio con la recomendación del porcentaje de azúcares que se debería consumir, el cual ayudará a una disminución de los riesgos del sobrepeso:

  • Se recomienda que el consumo de alimentos bajos en azúcares añadidos sea del 10%, es decir 50 g, equivalentes a 12 cucharaditas de azúcar diario tanto en niños como adultos.
  • Para mitigar mucho más el riesgo de padecer estas enfermedades, se debe reducir el consumo a un 5%, que equivale a 25g, lo que aportaría mayores beneficios cuando de salud se trata.

A nivel regulatorio así están algunos países en esta materia

  • Estados Unidos: Se rige por el Código de Regulaciones Federales Título 21 (CFR. 101.9), donde dice que los productos deben tener menos de 0.5 gr de azúcar por plato, y productos sin azúcares añadidos.
  • Unión Europea: Se rige por el reglamento 1169/ 2011, Los alimentos que tengan azúcares añadidos deben ser mencionados en la etiqueta, además los que tengan más del 10% deberán escribir ̈un consumo excesivo puede producir efectos secundarios en la salud.
  • Colombia: Se regulan por la resolución 333 de 2011, considera que para los niños mayores de 4 años y adultos el consumo no debe ser más de 300 g, además con el Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021. Resolución 1841/2013, busca aumentar los impuestos para los alimentos que no cumplan las advertencias impuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con estas cifras el panorama no es alentador en materia de salud pública, sin embargo, se espera que las medidas que se están adoptando, sumado a la toma de conciencia de cada persona en cuanto a la calidad de lo que consume, sean efectivas y para 2030 las cifras sean alentadoras, mostrando una importante reducción de sobrepeso y obesidad en la población mundial.

Related posts