Indian Palace, un emprendimiento lleno de identidad.

Por: Aileth Alvarado – Comunicación Digital Levapan

En el norte de Bogotá hay un lugar mágico, llamado Indian Palace, lleno de colores y tradiciones que puede transportar a cualquiera a conocer un poco el sur de la india. Está ubicado en la calle 108 N° 48 -31, y desde la entrada se ve que es un lugar diferente, que tiene algo que enseñar y mucho para disfrutar; porque conocer nuevo lugres es una nueva forma de ver las cosas.

El comienzo de un palacio

Akbar, es el dueño de Indian Palace, hijo de un colombiano y una india; nació en Colombia y vivió aquí hasta los 15 años, luego se fue, por un periodo de 7 años; disfrutar de la cultura y tradición de la India. Decidió regresar, “porque no hay nada mejor que la tierrita” – dice Akbar. A pesar de no tener conocimiento en hotelería, pues siempre había trabajado en temas de desarrollos de proyectos para empresas, su espíritu emprendedor salió al ruedo.

Todo empezó en el 2006, con el hotel de temática francesa, ya que su familia proviene del sur de la India, de una colonia francesa; el nombre que llevaba el lugar era Chez moi, que significa mi hogar o, en mi casa, en francés.

En el 2011 le dio una nueva identidad, rescatando esa herencia familiar de la India y cambiando el nombre a India Chez Moi Hotel; esto les dio un motivo para innovar y pusieron dentro del hotel una boutique. Trajeron artesanías de la India, ropa para dama y caballero y le cambiaron el nombre al hotel una vez más, llamándolo India Chez Moi Boutique Hotel. Pero el nombre era demasiado largo, nadie lo recordaba y le ponían otro tipo de referencias al hotel para ubicarlo.

En el 2013 involucaron la parte gastronómica al hotel, pero sólo bajo reservación; las personas eran atendidas en un salón privado y el menú era sugerencia de Akbar, su dueño, y consistía en: entrada, plato fuerte, tres acompañamientos y postre. Pero, pronto surgió un nuevo reto, las personas referían el restaurante a otras, y esas otras personas no querían realizar una reserva sino ir y disfrutar del lugar.

“Acá la gente es muy de ‘quiero esto y vamos’ así que se empezó a trabajar en hacer una carta con un menú tipo fusión” – manifiesta Akbar. Cuando el habla de un menú fusión, se refiere a que a veces a las personas les da un poco de miedo probar la comida de la India por su alto contenido de picante y especias, así que en su menú ha involucrado comidas de otros países, brindando muchas opciones al consumidor. Otro punto a favor de su menú, es que ofrecen varios grados de picante así las personas pierden el miedo a disfrutar del sabor de sus maravillosas recetas.

La comida del sur de la India es muy picante, así que hicieron varias pruebas para encontrar el punto de picante exacto que el consumidor puede soportar. Desde 2017 ya no hay que reservar para poder ir al restaurante; y desde ahí ha sido todo un éxito.

Con un menú definido y aumento de clientela se decidió cambiar el nombre del restaurante nuevamente a Indian Palace para ser recordados por los clientes con un nombre que los identificara en su totalidad.

El 5 de septiembre de 2019 Indian Palace cumplió 2 años deleitando a los comensales, por sus buenas referencias ahora preparan eventos para, matrimonios, cumpleaños, reuniones empresariales, eventos de lanzamientos de empresas que traen a Colombia productos de la India, entre otros.

Lo que los identifica

Indian Palace es el primer sitio que ofrece comida y temática de la India en Bogotá, a pesar de que ya existen otros lugares que también ofrecen comida India, este lugar tiene la esencia para que el consumidor disfrute su estadía así sea por pocas horas. Manejan un amplio lugar, un menú atractivo, empatía con el consumidor y diversas tradiciones que están dispuestos a enseñarle a las personas que visiten el lugar.

Actualmente manejan el hotel y el restaurante, el hotel suele ser ocupado por empresarios que vienen al país por asunto de negocios, algunos de ellos son de la India. Y el restaurante es muy visitado por personas que quieren hacer y probar cosas diferentes. El Indian Palace tienen un poco de todo y eso es lo que lo hace especial y diferente.

Su atención es lo más personalizada posible, es por eso que aún no tienen otra sucursal en la ciudad o en el país “hemos recibido propuestas para expandirnos, pero no. Por la atención que manejamos; las personas que llegan preguntan por el chef o por alguna persona del equipo, entonces el chef sale o sale esa persona, saluda. Entonces abrir otro punto implica dejar de lado esa atención que nos identifica” – manifiesta el dueño.

La cocina de Indian Palace es versátil, trata de familiarizar al consumidor con los ingredientes, para que se atrevan a probar la comida india sin pensar que será muy pesada y para que se relacionen con las tradiciones. “Manejamos un menú sorpresa, este no se encuentra en la carta y la disposición de los platos es completamente india tanto en comida como en tradición”. Las personas que deciden probar este tipo de menú, son llevadas a un salón más íntimo, se sienta en el suelo, les enseñan a comer con la mano y a comer del mismo plato; porque en la india eso, es la cultura de compartir.

Las festividades

Casi todas las semanas hay algo que celebrar en la India, sobre todo en torno a lo religioso; pero las festividades más importantes son: el Holi o fiesta de colores, para dar la bienvenida a la primavera. Se celebra en el mes de marzo, con muchos colores, mucha comida, música y baile representando la abundancia. En Colombia se celebra en Medellín o en Bogotá, bien sea en marzo o en abril, para ellos es muy difícil hacer la celebración del Holi el día que es, pues se cruza con otras actividades colombianas.

Para el Holi el Indian Palace les enseña a los visitantes que es esta celebración y porque se hace; y les pinta la cara con colores. Los visitantes comparten la comida y también conocen la identidad del lugar.

También está el festival de Ganesha, en honor al dios con cabeza de elefante, conocido por remover obstáculos y ser el señor de la abundancia y la prosperidad, se celebra un día entre los meses de agosto y septiembre. Esta cultura suele ser muy reservada, pero la fiesta a Ganesha es abierta ideal   para compartir con todos. Ese día el Indian Palace se llena de colores, hay comida gratis, agenda cultural, show de danza o show instrumental y canto de mantras, y se hace la ceremonia a Ganesha donde se le rinde homenaje con, puyas, incienso y frutas; así como se celebra en la India.

Y por último está el Diwali, Fiesta de las luces o año nuevo indio. Se celebra a mediados de octubre e inicios de noviembre en función del calendario lunar. En Colombia es organizado por la embajada para la comunidad india, con mucha comida fiesta y baile.

Indian Palace maneja su propia agenda cultural para todo el año, además de comida, ofrecen clases de yoga, taller de baile, taller de cocina y presentan obras de teatro sobre cuentos de la India, relacionados con realidades colombianas; para que las personas logren entender la importancia de los dioses para la India.

La gastronomía

Dentro de los ingredientes que manejan están diferentes tipos de lentejas, que hace de cada preparación algo especial. Mejan arroz basmati, que crece entre tres y cuatro veces más que el arroz que conocemos aquí en Colombia y además tiene diferentes variedades; y el arroz jazmín que tiene aromas y sabores característicos. El arroz es preparado de forma especial en olla de presión, lo cual hace que el grano crezca más.

También manejan preparación de diversos panes. Hay panes hechos en seco, es decir en plancha, hay otros panes que se fritan y otro se hacen al horno. Pero no puede ser cualquier horno, debe ser uno llamado tandoor, hecho en concreto y debajo de la tierra, en el que el pan se adhiere a las paredes.

Los panes de la india son curiosos, está el naan, hecho con harina de trigo, yogurt y sal, pero con la versatilidad de acoger otro ingrediente que le de sabor. Otro pan es el roti, hecho con harina de trigo, agua y especias, este pan se prepara en un sartén de hierro colado cuando esta cocido por un lado se le da la vuelta, luego se retira del sartén y se pone al fuego directo hasta que el pan se infle.

Al lado del pan roti está el pan batura que tiene los mismos pasos de preparación que el roti, pero en vez de ponerlo al fuego directo se sumerge en aceite hasta que se infle. El pan batura es muy famoso en los desayunos indios acompañado de una preparación de garbanzos. También está el pan puri hecho con harina de trigo integral preparado en seco, o sea en plancha; el pan paratha que se cocina en seco, pero se puede rellenar.

Todo esto y más es lo que se puede disfrutar en el Indian Palace, un lugar encantador, lleno de color, y de toda la cultura, gastronomía y tradición que te pueden transportar a la India sin salir de Bogotá.

Recuerda que está ubicado en la calle 108 N° 48-31 y los horarios de atención son: lunes y martes de 12:00 pm a 3:00 pm, miércoles a sábado 12:00pm a 3:00 pm y de 5:00pm a 10:00pm. Los domingos y festivos se maneja un horario de: 12:00pm a 4:00 pm.

¡Qué esperas para ir a conocerlo!

Related posts