Teoría del color aplicada a negocios de comida.

Por: Comunicación Digital Levapan.

Para nadie es un secreto que los colores generan emociones y motivan pensamientos específicos a quien los percibe. Tanto así, que existe una teoría del color pertinente por conocer y aplicar en cada negocio de comida.

La verdad es que no existe una receta mágica para atraer clientes. Pero usar estrategias de publicidad comprobadas por el sector facilitará el camino hacia la evolución permanente y un buen uso de los colores en los negocios de comida.

Hoy en día los colores vivos están en auge, colores radiantes que evoquen lo natural, incluso las flores aparecen como parte fundamental de la decoración de un plato, ¡qué bueno que hoy se pueda dejar fluir la creatividad!

Pero ya sea para ambientar un espacio o diseñar la presentación de una receta es de vital importancia tener en cuenta los colores correctos para transmitir un determinado mensaje.

En este sentido, ¿qué quiere decir cada tonalidad? Aquí una lista de los más usados en el sector:

Rojo, el preferido por los negocios de comida: es probable ya lo hayan escuchado: los tonos rojizos están relacionados con urgencia, deseo y estimulación del apetito de forma instantánea. Es el color favorito para motivar impulsos inmediatos. Sin embargo, también está asociado a la comida rápida o “chatarra”, así que si se quiere transmitir un estilo de vida saludable… definitivamente este no es el tono indicado.

Amarillo: es un color brillante por lo que llama la atención. Está relacionado con el optimismo por lo que si su oferta está dirigida a un público joven este tono sin duda será muy acertado.

Azul: en la teoría del color aplicada a negocios de comida, este tono es el menos favorable, ya que está relacionado con lo artificial en el sector gastronómico. Sin embargo, también transmite confianza y tranquilidad; así que no hay que vetar del todo a este amigo azul, ya que muchos restaurantes especializados en comida del mar lo usan magistralmente y el mensaje es claro: “¡coma mariscos y confíe en su frescura y calidad!”.

Verde: en estos días todos quieren lucir mejor, mientras se cuida el medio ambiente… así que si su negocio de comida promueve un estilo de vida saludable o tiene políticas sostenibles, este tono debe ser seleccionado. ¿Se han fijado que Starbucks es la única marca de café que ha tomado este camino? El verde también está relacionado con la vida y la esperanza, una rara elección del gigante del café que ha resultado en un acierto de magnitudes mundiales.

Blanco: este tono neutral es usado para mostrar elegancia sobre todo en el espacio físico, y si este es pequeño con mayor razón se debe usar el blanco para generar el efecto óptico de grandeza.

Otros tonos: hay muchos colores que hoy en día están ocupando un lugar importante en la mente de quienes deciden dónde almorzar o compartir una cena con amigos; por ejemplo los tonos tipo madera o marrones dan la sensación de estar más conectados con la tierra, en un ambiente que invita a la informalidad, a la tranquilidad. Por el contrario, otros tonos están perdiendo fuerza, como el rosado que hasta hace muy poco estaba relacionado con el romanticismo y con productos exclusivos para el público femenino.

Ahora ya saben que antes de tomar una decisión será mejor pensar con detenimiento cuál es el mensaje que se quiere transmitir y no dejar la selección al azar.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment