Maridaje, la mezcla perfecta de licores y sabores

Por: Comunicación Digital Levapan.

Los seres humanos han disfrutado de las bebidas alcohólicas durante siglos, pero ¿cómo se combina con la comida? La respuesta es el maridaje: la práctica de combinar estas bebidas con alimentos de tal manera que se pueda encontrar la mezcla perfecta.

Si bien puede parecer una nueva tendencia, el maridaje es en realidad una práctica antigua que se ha disfrutado en muchas culturas alrededor del mundo. Hay muchas maneras diferentes de combinar vinos y comida, pero algunos consejos generales incluyen elegir sabores complementarios, encontrar contrastes y combinar texturas. Todo esto con el fin de lograr una buena experiencia gastronómica.

En cocinas como la griega, la alemana y la italiana, el maridaje cobra un protagonismo único al combinarse con sus comidas típicas. En la dieta mediterránea, los vinos son un compañero perfecto para las emblemáticas ensaladas y pitas. Para los alemanes, un buen vino sería el reemplazo perfecto para una cerveza, por último ¿a quién no le gusta disfrutar de una pasta tradicional italiana con un vino rosado?

Tipos de maridaje

A continuación, se presentarán algunos ejemplos generales de maridaje.

Maridaje con vino tinto:

Cuando se trata de hallar la combinación a vinos tintos ligeros también llamados jóvenes es ideal combinarlos con carnes rojas asadas, verduras hervidas o incluso embutidos y jamones curados. Por otro lado, con los vinos tintos intensos de cuerpo se encuentran muy bien con quesos fuertes, carnes intensas en sabor, de tal manera que se complementen bien en el paladar.

Maridaje con vinos blancos:

En el otro lado del espectro al combinar vinos blancos ligeros, las ostras, langostinos, peces crudos, en general comidas frescas, encuentran un balance de sabor ideal. Ahora, cuando buscamos la pareja ideal de la comida de mar cocida, un poco más intensa en sabor, y también las carnes blancas como el pollo y el cerdo, los vinos blancos con más cuerpo son la respuesta.

Maridaje con vinos dulces:

Por último, la categoría de vinos dulces puede acompañarse de otros sabores dulces intensos como el chocolate oscuro o dulces y ácidos como los de la fruta fresca.

Maridajes en tendencia

Hay algunas mezclas de sabores que se han hecho muy famosos últimamente, te contamos cuáles son para que los pueda aplicar en su restaurante:

Café espresso y helado de vainilla:

La amargura del café se equilibra a la perfección con la dulzura del helado. Además de ser una mezcla de temperaturas en la boca, los clientes lo podrán degustar por separado o en una mezcla de helado con un shot de espresso: el afogatto.

Té verde con galletas de mantequilla:

Una combinación muy británica, en la que la cremosidad de las galletas de mantequilla se mezcla con las características astringentes del té verde. Tú decides qué tan saludable puede ser.

Vino blanco y ceviche peruano:

Los dos tienen notas de acidez y frescura, sin embargo, la dulzura que se percibe al saborear y la amargura, son un complemento perfecto y se equilibran en el paladar. 

Con estos consejos generales podrá combinar los vinos elevando su experiencia a la hora de degustar un maridaje. Cabe resaltar que esta práctica no es exclusiva para los vinos, extendiendo la idea de intensidad de sabor lo puede aplicar a otros tipos de bebidas alcohólicas. Ahora es su turno con esta antigua práctica que actualmente está en tendencia. Recuerde que el fin es elevar la experiencia por lo tanto busque sabores complementarios, contrastes y combinar texturas adecuadamente.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment